Estas son las alternativas ante la desaparición del soporte de Windows 7

Share:

IDET.- Con la reciente retirada del soporte técnico al sistema operativo Windows 7, al menos cuarta parte de las computadoras usuarias de Windows en el país ya no recibirán actualizaciones ni parches de seguridad.

Esto es importante debido a que buena parte de las piezas de código computacional dañino como virus y ransomware suelen entrar usando computadoras con sistemas operativos obsoletos. Entre las soluciones están mudarse hacia un nuevo dispositivo con Windows 10, sin embargo no todos los usuarios están dispuestos a cambiar de equipo o existen otros que usan programas diseñados específicamente para Windows 7.

Por otro lado, se han diseñado sistemas operativos que pueden descargarse e instalarse libremente en todo tipo de computadoras. Estos sistemas operativos son variaciones del sistema Linux, creado por Linux Torvalds, y son usados lo mismo por los servidores que proveen servicios de Google que por las computadoras en la Estación Espacial Internacional debido a su flexibilidad y estabilidad.

Te interesa leer: Fin al soporte a Windows 7 podría ser riesgoso

Algunos de estos sistemas como Linux Mint están diseñados para emular los gráficos de Windows evitando curvas de aprendizaje. Otros como Lubuntu pueden funcionar en computadoras con procesadores antiguos como Pentium 4 y apenas 1 Gigabyte de memoria RAM.

Por otro lado, tales sistemas operativos tienen grupos de usuarios en foros y sitios web de aficionados quienes suelen tener una gran disposición para resolver dudas y ayudar. Cabe recalcar que antes de intervenir una computadora vieja, sea para deshacerse de ella o cambiarle el sistema operativo, es indispensable hacer un respaldo de los archivos más importantes en la máquina y evitar pérdidas.

Si la decisión es deshacerse de la computadora obsoleta y reemplazarla con una nueva, es muy recomendable no arrojarla a la basura o dejarla en algún terreno baldío. Se estima que una computadora de escritorio puede contener hasta 3 kilos de elementos tóxicos como mercurio, arsénico, cadmio, berilio y otros, que tienen enorme potencial para contaminar agua y suelos.

Existen programas de recolección de desperdicios electrónicos organizados por tiendas de electrónicos, gobiernos locales y empresas que, además de recoger los desperdicios, retiran los materiales peligrosos y reutilizan aquellos con valor económico.