Explotación de datos podría mejorar movilidad en CDMX

Share:

AT&T realizó el foro Movilidad Inteligente, Buses, transporte y el Internet de las Cosas, para buscar una puerta de entrada a las tecnologías existentes en el ámbito de la movilidad y transporte ciudadano. Durante el foro se señaló que el 38% de los viajes al trabajo y el 27% de los viajes a escuelas se hace a través del transporte público, y que hoy hay mil 357 unidades de transporte operando en la ciudad, buena parte de ellos distribuidos en 13 corredores concesionados a empresas.

Las condiciones en que se dan los viajes, así como los mismos medios de transporte podrían mejorar a través de la explotación de los datos que se generan en cada uno; por un lado a los usuarios les ayudaría a trazar mejores rutas, por el otro, los operadores podrían mejorar su estrategia y trabajar bajo demanda y mejorar el servicio que ofrecen, finalmente al gobierno, tener los datos en la mano le ayudaría en el momento de expedir regulaciones que propicien un transporte eficiente, limpio, seguro y costeable para la ciudadanía.

Información

Paola Villareal, experta en ciencia de datos y TI, explicó que a 10 años del lanzamiento de Ecobici y la apertura de sus datos y sus APIS, la información con la que se cuenta es estática y no se ha podido analizar el comportamiento de la aplicación y sus usuarios, así como tampoco se ha podido sacar provecho de los datos de rutas.

“Eso nos indica que seguimos tomando decisiones sin evidencia, sin estudios de los datos, y las consecuencias nos afecta a todos en los tiempos que gastamos en transportarnos y en la calidad de vida”, afirmó

Sobre este punto, Andrés Lajous, titular de movilidad en la Ciudad de México, explicó que hoy el gobierno no se puede dar el lujo de no buscar datos y explotarlos en pro de la ciudadanía.

¿Qué se está haciendo para mejorar la movilidad en México?

De acuerdo a Lajous, ya se abrieron los datos de las rutas del transporte concesionado en CDMX, y están próximos a abrir los datos sobre incidentes viales; desde su óptica, darle un tratamiento adecuado a esa información ayudaría a hacer más eficiente el transporte.

El ejecutivo advirtió que en los últimos 30 días han recibido datos sobre empresas privadas de bicicletas compartidas, y patines eléctricos, lo cual agradecen pues así se facilita la construcción de un reglamento de movilidad. Además, reconoció que estas empresas tienen sistemas muy bien montados de recopilación de información.

Advirtió que entre los planes en el corto plazo está la colocación de GPS a todas las unidades de transporte concesionado de la ciudad, lo que ayudaría a generar un registro del número de unidades que circulan, en dónde exactamente hacen base, y cuanto tiempo llevan pasaje.

Con los taxis, la idea es medir también en donde realmente empiezan los viajes, igual en las plataformas, pese a que ellas abogan por la privacidad de los datos de los usuarios; no obstante, el titular advirtió que se requieren conocer datos generales para poner las reglas en esos servicios.

A la par, el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), explicó que el uso de las TIC para dar a los usuarios información en tiempo real sobre las mejores rutas es viable, pero se debe pensar más allá y hablar de los incentivos a los concesionarios como ahorros en tiempos, en gasolina, en emisión de contaminantes, en incidentes para animarlos a invertir en tecnología digital.

Gonzalo Peón, director del ITDP, expuso que el organismo realizó una prueba con dos concesionarias en de diferentes rutas en la ciudad para medir, a partir de un dispositivo colocado en las unidades llamado Geotab, temas como las velocidades máximas y mínimas por unidad, la cual ya se realiza, pero de manera manual. El dispositivo disparaba alarmas en las unidades al sobrepasar el límite de velocidad, cuando se hacían frenados bruscos a fin de proveer un mejor servicio y reducir los incidentes.

Una vez concluido el periodo de prueba, se descubrió una reducción en el consumo de diésel en 1.6 litros por autobús, también se bajaron las emisiones de C02 en un 35%.

“Al pensar en invertir en una tecnología se deben considerar los beneficios para los usuarios, los concesionarios y el gobierno, establecer protocolo de intercambio de datos entre concesionarios y plataformas y promover un ecosistema global en donde todos puedan tener acceso a la información y esta se traduzca en mejor servicio y mejores negocios”, acentuó Peón.

Metas que se convierten en oportunidades para el canal

La tecnología ha propiciado modelos disruptivos de transporte, tal como las plataformas como Uber, o el acceso a los scooters, sin embargo, el reto está en democratizar estos servicios y acercarlos a la población que no tienen una tarjeta de crédito o un smartphone.

Un primer ejercicio relevante lo hizo AT&T en 2017, cuando instauró la primera red Wi-Fi en 11 de las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro, de acuerdo con Mónica Aspe, vicepresidenta de Asuntos Externos en AT&T.

La ejecutiva explicó que todas las aplicaciones para usuario, los controles de flotilla, el monitoreo en tiempo real de las cámaras de videovigilancia y muchos servicios que aún no se crean requerirán de una red sobre la cual montarse.

“Además vimos que en la zona metropolitana se hacen más de 35 millones de viajes todos los días y hay municipios en donde más del 7% de los viajes duran más de dos horas, ese tiempo afecta la calidad de vida de las personas, su productividad, lo menos que pudimos hacer es darles acceso a Internet para que ocupen su tiempo en algo productivo”, explicó Aspe.

Justamente, como lo refirió Gustavo Jiménez, director ejecutivo del órgano Regulador del Transporte de la Ciudad, una de las prioridades del gobierno capitalino es la seguridad, para la que proponen un esquema de monitoreo para el transporte concesionado, para lo cual se requerirá dotar a 28 mil autobuses que circulan todos los días en la ciudad de cámaras.

Hoy esto ya ocurre con 2 mil unidades que atienden a cerca de 2 millones de pasajeros diariamente, aunque advirtió que conectarlas para que transmitan el video en tiempo real no es una meta alcanzable en el mediano plazo.

Lo que sí está en puerta es la licitación que se abrirá los siguientes meses para dotar a 26 mil unidades también de transporte concesionado, de sistemas GPS, por lo que lanzó una invitación a las compañías integradoras de TI a mantenerse pendientes de estas oportunidades de negocio.

Otra de los proyectos del mediano plazo es trabajar en el recaudo, y que haya un solo sistema a partir del cual, con una sola tarjeta, el usuario pueda pagar todos sus viajes en los distintos sistemas de transporte.