Google culpa a Microsoft de oportunista

Share:

Hipertextual.-  Google acusó a Microsoft de oportunista tras ponerse del lado de las organizaciones de noticias en la batalla que libra en Australia. Kent Walker, director de asuntos globales de Google, mencionó que esta escalada es parte de las prácticas de negocio y sugiere que se trata de una cortina de humo tras el hackeo de SolarWinds.

En una carta publicada en el blog de la empresa, Walker dijo que Google es el principal patrocinador del periodismo en el mundo. La empresa está abierta a discutir alternativas al modelo actual, pero se niega a pagarle a los editores de noticias por mostrar su contenido en la web.

Ante esto, Microsoft vio un espacio para introducirse y hace unas semanas acusó a Google y Facebook de negarse a cumplir la ley. Esto molestó a Google, quien mencionó que el debate debe centrarse en el origen del problema y no en oportunismo corporativo.

La tecnológica acusó a los creadores de Windows de volver a sus tácticas de antaño de atacar a sus rivales y presionar para obtener regulaciones que beneficien sus propios intereses.

«Ahora están haciendo afirmaciones egoístas e incluso están dispuestos a romper la forma en que funciona la web abierta en un esfuerzo por socavar a un rival. Y sus afirmaciones sobre nuestro negocio y cómo trabajamos con los editores de noticias son simplemente erróneas.»

Te interesa leer: Australia obliga a Facebook y Google, Microsoft se alía con Europa

El directivo de Google va más allá y menciona que el ataque no es una coincidencia, ya que Microsoft está en el centro de la polémica tras el ciberataque a SolarWinds.

Kent Walker asegura que Microsoft permitió que cientos de miles de clientes, incluidas oficinas gubernamentales, fueran hackeados por culpa de vulnerabilidades.

Walker señala que Microsoft paga menos dinero que Google a los editores de noticias y lo acusó de no preocuparse por el periodismo. Brad Smith, presidente de Microsoft, piensa exactamente lo mismo de Google y asegura que obtienen clientes gracias a los lectores de noticias.