“Puedes ser lo que tú quieras”: Catalina Irurita

Share:

Catalina Irurita, vicepresidenta de Marketing y Comunicaciones para Ericsson Latinoamérica Norte, viene de una familia matriarcal que cultivaba caña de azúcar en Colombia. A ella desde niña se le fomentó una idea que predica hoy con su hija: Puedes ser lo que tú quieras.

Irurita considera que desde la niñez se debe fomentar la empatía con las personas y el ambiente en el que viven, porque es precisamente la empatía una de las principales características de todo buen líder, hombre o mujer.

Puso como ejemplo a Ericsson, que cree en las personas, reconoce a sus colaboradores y trabaja por explotar su potencial. A partir de la pandemia, la empresa redobló su empatía hacia los trabajadores y se encargó de su cuidado emocional. A sabiendas que muchos de ellos tenían familiares y amigos que perdieron el trabajo, organizó el Programa de Bienestar, con charlas sobre entrevistas virtuales de trabajo, marca personal, cómo actualizar el CV, y también cursos para entretener a los niños.

La ejecutiva, sabe que en momentos de estrés e incertidumbre las personas buscan respuestas en sus líderes, aunque no siempre las hay; sin embargo, a ella le funciona ser transparente y ágil en el flujo de comunicación, ya sea como líder hacia el equipo de trabajo o viceversa.

Para el desempeño de sus labores se apoya mucho de la tecnología, y se declara ferviente usuaria de Teams, porque además de facilitar la comunicación cara a cara, le permite hacer seguimiento de proyectos, compartir archivos, hacer presentaciones colaborativas. No obstante, su secreto es el equipo de trabajo:

“Ellos tienen que ser aún mejor que yo, porque si mi equipo de trabajo es bueno mi trabajo va a sobresalir”.

La ejecutiva cree y confía en las aportaciones de los practicantes o becarios, y considera importante que desde una posición de líder se abra la puerta a hombres y mujeres que estén entrando a una industria o compañía y se les ayude a su desarrollo.

Desde su óptica, hombres y mujeres somos distintos, y ello nutre a los equipos de trabajo; incluso señaló que la diversidad de nacionalidades y culturas hacen que un equipo tenga más puntos de vista y aporte en diferentes áreas.

En Ericsson hay un 23% de participación de la mujer; la meta, de acuerdo con Irurita, es que en 2030 aumente a 35% en cargos directivos.

Te interesa leer: ¿Cómo serán las empresas del futuro? Ericsson lo revela

Sobre lo ocurrido en 2020 con la pandemia, la ejecutiva señaló que fue positivo en el sentido de que se revaloró el trabajo de la mujer en el hogar y la dependencia que se tiene hacia ellas en todas las familias:

“Las mujeres arreglaron, trabajaron, cocinaron, fueron mamás y maestras, y lo seguirán siendo hasta que esto termine; la pandemia nos abrió los ojos sobre la gran labor que hacen y la mala repartición de tareas que ha habido hasta el momento”.

Volviendo al liderazgo, en un mediano plazo, con el trabajo a distancia, los líderes no tendrán más opción que confiar más en sus empleados, no trabajar por horarios sino por objetivos, entender el entorno que rodea a los empleados y ser empáticos con ellos.