Qualcomm busca satisfacer demanda de chips ante escasez

Share:

Reuters.- Qualcomm está luchando por mantenerse al día con la demanda de sus procesadores utilizados en smartphones y dispositivos, ya que la escasez de chips que afectó por primera vez a la industria automotriz se extiende a todo el negocio de la electrónica, dijeron fuentes de la industria a Reuters.

Samsung Electronics, el mayor fabricante de smartphones del mundo, está experimentando una escasez de procesadores de Qualcomm, el corazón de los teléfonos inteligentes, dijeron a Reuters dos personas de los proveedores del gigante surcoreano.

La demanda de chips de Qualcomm se ha disparado en los últimos meses a medida que los fabricantes de teléfonos Android buscan ganarse a los clientes que abandonan los teléfonos producidos por Huawei debido a las sanciones de EUA. Qualcomm ha tenido dificultades para satisfacer esta demanda superior, en parte debido a la escasez de algunos subcomponentes utilizados en sus chips.

Una persona de un proveedor de Samsung dijo que la escasez de chips de Qualcomm estaba afectando la producción de modelos Samsung de gama media y baja. La segunda persona, de otro proveedor, dijo que había escasez del nuevo chip insignia de Qualcomm, el Snapdragon 888, pero no dijo si esto estaba afectando la fabricación de los teléfonos de gama alta de Samsung.

Por otra parte, un alto ejecutivo de un importante fabricante por contrato para varias de las principales marcas de teléfonos inteligentes dijo a Reuters que enfrentaba una escasez de una gama de componentes de Qualcomm y que recortaría los envíos de teléfonos este año. El ejecutivo habló bajo condición de anonimato.

El mes pasado, Lu Weibing, vicepresidente del fabricante chino de teléfonos Xiaomi, lamentó la crisis del chip. “No es una escasez, es una escasez extrema”, escribió en Weibo.

Te Interesa leer: ¿Por qué hay una crisis de semiconductores?

Un aumento en la demanda de productos electrónicos de consumo ha provocado una escasez mundial de chips que ha dejado inactivas las fábricas de automóviles. Hasta ahora, la escasez se ha centrado principalmente en chips fabricados con tecnología más antigua en lugar de los procesadores de teléfonos avanzados que diseña Qualcomm.

“Aún tenemos nuestra demanda básicamente más alta que la oferta”, dijo a los inversionistas el presidente ejecutivo entrante de Qualcomm, Cristiano Amon, durante la reunión anual de la compañía el miércoles.

Una fábrica de Samsung en Texas, que fabrica algunos de los transceptores de radiofrecuencia de Qualcomm, también se vio obligada a detener sus operaciones el mes pasado debido a la escasez de energía causada por las tormentas invernales, aunque no está claro si los efectos de esa interrupción aún se han filtrado a los fabricantes de teléfonos inteligentes.